COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

Esta es la GRAN pregunta que debemos hacernos esta Campaña de Navidad

0

3, 2, 1… ¡Ladies and Gentlemen, bienvenidos una singladura más al momento más importante del año! Con todos ustedes la Campaña de Navidad: ha comenzado.

Todos tenemos en cuenta que estas eNavidades prometen ser las más jugosas de la historia del comercio electrónico por varios motivos.

  • Aglomeraciones y Movilidad: a día de hoy vivimos aún inmersos en la segunda ola de la Pandemia que desde el pasado marzo cambió nuestras vidas. Las tradicionales compras navideñas de última hora, en centros comerciales abarrotados de gente para conseguir los últimos adornos, regalos y viandas, se reducirán muy considerablemente. Parte de ese consumo offline se seguirá haciendo de forma física, pero los ganadores serán pequeñas tiendas de barrio, menos ‘conflictivas’ desde el punto de vista aglomerativo, valga el palabro. Tanto por propia conciencia ciudadana, como por parte de las autoridades, que a golpe de decreto, irán reduciendo nuestra movilidad en la recta final de año.
  • Tiendas de barrio: Sin embargo, las tiendas de barrio muy difícilmente podrán tener un flujo de stock tan trabajado como para abastecer el crecimiento de demanda que les recibirán en diciembre. Muchas de las pymes que se han tomado en serio eso de digitalizarse harán su particular ‘agosto’ estas navidades, pero desgraciadamente no serán muchas.
  • Experiencia previa: Muchos de los no-creyentes del online ya han tenido sus primeras experiencias de compra en internet en las semanas duras de la Pandemia; donde sino era online no se podía comprar nada que no fuera alimentación. Los números que manejamos todos hablan de un 10% de compradores nuevos más, aproximadamente, unos 2 millones de usuarios ricos y frescos.
  • Un mundo más allá de Amazon y los big players: aunque es cierto que más del 50% de las compras se realizan en marketplaces y que es una tendencia al alza, una de las mejores noticias del comportamiento del usuario durante la Pandemia, ha sido el crecimiento de las compras online en sitios alternativos: 4 de cada 10 compradores ha hecho compras en sitios en los que no lo había hecho antes.
  • Un mundo de rebajas perpetuas. Una cosa está clara y es que el consumidor no es tonto y se huele de lejos que estas Navidades va a pescar en río revuelto. Y más cuando el botón del pánico de las ventas ya se ha apretado desde mediados de octubre, gracias al movimiento de Amazon de celebrar su Prime Day los pasados 13 y 14 de octubre en el que habrían superado los 11.500 millones de euros de facturación con un crecimiento cercano al 60%. A penas un mes después llegará el Single Day (11/11) que promete establecer una nueva burrada en ventas, incluido en nuestro país. Tras ello llegará la Semana del Black Friday (semana sí, o bisemana), en la que alcanzaremos números nunca vistos en consumo online en nuestro país (por encima del 30% de crecimiento). Pero claro, Black Friday no es el punto final. Queda todo el mes de diciembre aún para que los que ‘no han pillado cacho’ tengan su oportunidad de ganar algo de dinero a golpe de descuento o captando a los e-shoppers menos avezados.
  • Financiación al consumo. La financiación instantánea al consumo online a la que desde hace algunos años podemos acceder gracias a empresas como Aplázame, InstantCredit, Paga+Tarde, Sequra, etc., aún no termina de despegar. Menos del 10% de los compradores utilizan esta forma de pago para procesar sus compras. Este año, debido a las circunstancias económicas y la entrada de nuevos actores que dinamizarán el sector, veremos un crecimiento importante de esta realidad, que beneficiará al consumo en su conjunto.
  • Menos tensión para la cadena de suministro. A mayor elongación de la temporada de descuentos pre-navideños, menor posibilidad de rotura de la cadena de suministro. Este año, la campaña tendrá más días y picos que nunca, lo que facilitará a las empresas de logística digerir y procesar ese volumen de demanda. No obstante, los picos previstos de demanda colapsarán sí o sí la cadena durante los días del Black Friday y veremos importantes retrasos en las entregas. Esto ayudará en la mejora de la experiencia global del usuario y a mantener más fidelizados al canal online a mayor número de compradores.

La gran pregunta que debemos hacernos: ¿A QUIÉN se va a regalar?

Este conjunto de factores relatados anteriormente tiene su sustento en diversos estudios sobre el potencial comportamiento del consumo estas navidades. Según una encuesta de Rakuten Advertising, mayoritariamente el gasto para estas navidades se verá incrementado o, al menos, no sufrirá cambios con respecto a 2019.

Según el estudio, el 70% de los consumidores de todo el mundo no planean gastar menos durante las fiestas en comparación con el año pasado. Incluso en caso de otro confinamiento, el 55% no disminuiría su gasto.

Y aún más buenas noticias para el comercio electrónico: una abrumadora mayoría de los consumidores (73%) están planeando hacer sus compras navideñas principalmente en línea. Aunque la mayoría de la gente no va a disminuir su gasto en las fiestas, de hecho están planeando distribuir su presupuesto de manera diferente.

Cuñao, este año no ta’tocao

Es probable que gastemos más, lo único que va a cambiar es en ¿QUIÉN? gastaremos más. Ante un muy probable escenario en el que toque vivir unas Navidades semi-confinados, con movilidad reducida y aforos máximos permitidos, el volumen absoluto (medido en número de envíos) de consumo será MENOR, pero el ticket medio, MÁS ALTO.

Es decir, las previsiones son de incrementar el gasto en nuestra familia inmediata (convivientes) hasta en un 31% o se mantendrá en un 43%. Solo un 26% de los encuestados respondió que regalará menos a este segmento.

El segundo segmento donde más se incrementará el gasto (23%) serán en nosotros mismos. Este año más que nunca llegar al final de 2020 supondrá una catarsis individual y habrá mucho regalo hedonista. Aquí ganan las tiendas que mejor conozcan los gustos de sus consumidores.

Por contra, familiares menos cercanos, amigos y ‘otros’ (compañeros de trabajo, colegas, vecinos, etc.) sufrirán los mayores recortes. Este año tenemos la excusa perfecta para no regalar nada a nuestro cuñado.

Un aspecto destacado este año es el incremento de gasto con fines solidarios/caritativos que haremos. En un año marcado por la Pandemia en el que diferentes colectivos han sufrido más que otros, sacará más que nunca nuestro espíritu navideño. Buenas prácticas por parte de los ecommerce será habilitar donaciones a asociaciones o fines solidarios en su cesta de la compra.


Suscribir


Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

Mapa de los Usuarios Activos Diarios de PayPal en Europa

Previous article

Amazon One, la propuesta de Bezos para pagar con las manos

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.