ASIACOMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCEINTERNACIONAL

El mundo musulmán, la siguiente gran oportunidad del ecommerce

0

¿Saben que hay una región del mundo donde la economía no se ha visto afectada por la Pandemia? ¿Saben que estos países crecieron – de media – un 5%-6% durante el pasado 2020? ¿Y que su consumo online también explotó, como en el resto del mundo? ¿Saben que, por tanto, me refiero a una próxima gran oportunidad?

Así es amigos. Los países que podríamos denominar musulmanes, por ser la religión que en mayor o menor medida profesan sus habitantes, son un total de 57 países y representan un mercado de más 1.800 millones de potenciales clientes.


Hablamos de países como Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Israel… pero también otros como Malasia, Turquía, India o incluso Albania o Bosnia en Europa (pero también de movimientos migratorios importantes capitales de países occidentales como París, Londres, Bruselas, etc.). El incremento del poder adquisitivo de estos países ha creado una tendencia identificada por el International Trade Center de Naciones Unidas como un nuevo mercado global con grandes oportunidades de negocio.

De hecho, cojamos un claro ejemplo: Malasia; el país con la bandera que nos recuerda a Estados Unidos o Liberia, – y el escudo con cierto parecido al de Australia -, es una monarquía parlamentaría (como España), regida por el monarca Abdullah de Pahang, y presidida por el primer ministro Muhyiddin Yassin, de credo islamista.

Si todavía no lo ubicamos mentalmente, piensen solo en las Torres Petronás de Kuala Lumpur, su capital. ¿Ahora sí? Precisamente estos rascacielos simbolizan el tremendo crecimiento que ha experimentado la región en los últimos años.

La 16º potencia del mundo

No hace mucho, pero ya casi en otra vida, España presumía de ser la 8ª economía del mundo: hablamos de 2007, año pre-crisis de la burbuja inmobiliaria y de la que todavía no nos hemos terminado de curar. Hoy ocupamos el puesto 15º en el mundo. Economías como India, Corea del Sur, Brasil, Rusia, Australia o México nos han pasado por la derecha. La próxima en hacerlo será Malasia que en 2019 acumuló un PIB de casi 1 billón de euros (999.916 MM€) con un crecimiento del 5%. Durante 2020, la economía española perdió un 11%, siendo el segundo país del mundo más castigado por la crisis del COVID19, tan sólo por detrás de… en efecto, Venezuela (-19,6%). Y por detrás vienen apretando Arabia Saudita, Turquía (puede que en un par de años nos ganen “por los pelos”) y Taiwán.

El ecommerce en los países musulmanes

Sigamos hablando de Malasia o Malaysia. En 2019, el volumen de mercado fue de $3.250 millones, y para los próximos años espera un crecimiento sostenido por encima del 24%. Otro dato a su favor es que SOLO el 37% de la población (un país de 30 millones de habitantes) compra online, ergo hay mucho recorrido por delante, según datos de EcommerceDB.

¿Y qué demandan Abdullah o Muhyiddin? La moda es el mayor segmento en Malasia y representa el 30% de los ingresos del comercio electrónico. Le siguen la electrónica y los medios de comunicación (27%); los juguetes, los pasatiempos y el bricolaje (20%); los muebles y los electrodomésticos (13%); y la alimentación y el cuidado personal, con el 10% restante.

¿Quiénes controlan el e-cotarro en Malaysia?

La GRAN noticia de estos mercados es que AMAZON NO EXISTE. El gigante ahora presidido por Andy Jassy tras el paso al costado de Jeff Bezos, no tiene presencia en casi ninguno de los mercados musulmanes (salvo Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, India [donde tampoco le van muy bien las cosas] y Turquía).

Sin embargo existen otros players que dominan el mercado. Este sería el TOP10 de los ecommerce malayos.

EmpresaRevenues (en millones $)
Apple62.6
Zalora50.0
Tesco29.5
HiHonor28.8
Huawei26.6
Watsons18.1
Nike15.6
Sephora12.9
IKEA12.2
Goshop11.2

Psssstttt…. ¿Tienes certificado Halal?

Seguro que alguna vez has escuchado el término ‘Halal’. Es una palabra árabe que significa, literalmente, “lo permitido” y se refiere a aquellas cosas o productos que cumplen con los preceptos de la Sharia (la ley islámica): es lo autorizado, lo recomendable, lo saludable, lo ético o no abusivo, lo que está permitido, lo que es beneficioso y saludable para el ser humano. Lo contrario, lo prohibido, sería lo Haram (el cerdo o el alcohol, por ejemplo).

Los musulmanes de hoy entienden el término Halal como un estilo de vida, un concepto global e integral que influye y afecta a las cuestiones cotidianas, como la alimentación; pero no solo eso, sino también la higiene, la sanidad, la economía, la moda, el comercio o el turismo.

El 60% de la población (y en aumento) de Malaysia es musulmana, es decir, que 14 millones de potenciales consumidores malayos preferirán productos que tengan el sello Halal.

¿Y cómo se consigue una certificación Halal? En España es bastante sencillo. En Córdoba tenemos el Instituto Halal, una institución que se encarga de gestionar el cumplimiento de los estándares básicos requeridos para la obtención del sello de garantía Halal. Un pasaporte que nos da acceso a un mercado de más de 3 billones de euros. Interesante, ¿no?

De forma muy resumida, básicamente para la obtención del sello Halal los productos tienen que estar confeccionados con cualquier materia prima que no sea Haram (prohibida) y estas – de forma resumida – se reducen a la sangre, el cerdo, la carroña y el alcohol.


Suscribir


Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

Así será nuestro 2021 en Ecommerce News

Previous article

Ni las rebajas evitan la caída de la contratación en el comercio: un 16% menos que hace un año

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in ASIA