COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

«Este crecimiento de ventas viene acompañado por un cambio de mentalidad”

0

Cocoro es una marca que vende braguitas para el ciclo menstrual. Ha sido una de las marcas que más dinero ha logrado recaudar en un crowfounding a nivel europeo y hace tan solo unas semanas lograron ganar 2 bronces (innovación e interactivo) con su campaña #CambiemosLasReglas en el Festival Internacional WINA.

Clara Guasch, co-fundadora y co-CEO de Cocoro, nos ha explicado cómo funcionan estas braguitas tan particulares y cómo han logrado crecer tanto en tan poco tiempo.

Ecommerce News (EcN): ¿Cómo nace Cocoro y por qué ese nombre?

Clara Guasch (CG): Cuando empezamos con el proyecto barajamos diferentes nombres. Lo que teníamos claro era que el nombre que buscábamos no tenía que significar nada. El concepto de bragas menstruales en aquel momento era muy nuevo (ahora se conoce un poco más) y queríamos que el nombre elegido marcara un poco al producto. Buscábamos que la gente dijera Cocoro y solo pudieran pensar en bragas menstruales.

Cuando valoramos las diferentes posibilidades, nos dimos cuenta de que Cocoro en japonés significa corazón, y esto nos gustó. Además, era una palabra que tenía muy buena sonoridad, se puede pronunciar de forma sencilla en cualquier idioma. El logo propuesto tenía muchos círculos y esto nos recordaba al ciclo menstrual. Esta mezcla de factores hizo que eligiéramos finalmente Cocoro como el nombre de nuestra marca.

Todo esto comenzó en una cooperativa que pusimos en marcha yo y tres chicas más para vender copas menstruales y otros productos de higiene íntima. En aquel momento nos dimos cuenta de que muchas mujeres necesitaban más de un producto en algún momento cuando estaban con la regla, ahí surgió la idea. Comenzamos a buscar un producto externo, que fuera cómodo, sostenible y que funcionara bien.

EcN: ¿Cómo fueron los inicios de Cocoro?

CG: Comenzamos con un prototipo y elegimos a un grupo de usuarias a las que les dimos tres pares de bragas para que las probaran. Después de ver que habían tenido una buena acogida por parte de este grupo, comenzamos una campaña de micromecenazgo y tuvimos un éxito rotundo. En ese momento, comenzamos a creernos que era un producto querido y necesario para las mujeres. Hicimos la campaña pensando que conseguiríamos dinero para hacer 1.000 unidades, pero al final logramos llegar casi a los 170.000 euros y tuvimos que producir 9.000 bragas. Hay que tener claro que la gente apostó por un producto nuevo que realmente no conocía.

Cuando pasó todo esto nos dimos cuenta de que no estábamos preparadas para producir tantas bragas. Nosotras pensábamos que tendríamos que hacer menos y nos habíamos organizado para hacer nosotras la logística y otros aspectos, pero con tal volumen de productos tuvimos que cambiar nuestra estrategia para atender a todas las personas. Eso sí, lo hicimos con muchísimas ganas.

EcN: ¿Y la tienda online?

CG: La página web era difícil arrancarla porque no teníamos todavía el producto. Fueron inicios difíciles, pero luego la gente empezó a ver los comentarios positivos de las influencers y las personas que lo habían probado y todo empezó a funcionar. El apoyo de la gente ha sido lo más importante.

EcN: ¿Qué estrategias llevasteis a cabo con las influencers?

CG: Para nuestra estrategia de marketing durante el mecenazgo fue muy importante contar con las influencers. Cuando se pone en marcha un mecenazgo no vale con poner la página con la descripción del producto y un video para que la gente se interese.

Durante el ecenazgo enviamos muestras a prensa e influencers para que se hablara de ello. De hecho, al principio la prensa se mostró reacia a enseñar este producto por todos los tabús que hay con el tema. Cuando las influencers empezaron a mostrarlo y hablar de lo mucho que les gustaba y el mecenazgo creció fue cuando la prensa empieza a darnos difusión.

EcN: ¿Cómo es la tecnología y dónde se fabrican las braguitas Cocoro?

CG: Trabajamos en base a la combinación de tejidos. Las bragas Cocoro tienen una primera capa de algodón orgánico, que es el material que está en contacto directo con los genitales y es el que recomiendan los ginecólogos por su transpirabilidad. Luego utilizamos un tejido que tiene propiedades hidrófugas, hidrófilas y antibacterianas, que puede absorber y retener el líquido. Este líquido no produce que las braguitas se hinchen, porque no se retiene como tal, sino que el calor del cuerpo hace que se evapore la parte líquida. Y, finalmente, una capa externa, que cambia según la colección.

La fabricación se hace íntegramente en España, en la comarca del Barcelonés. También tenemos un almacén en el Reino Unido para que algunos envíos se puedan hacer desde allí.

EcN: Algunos estudios realizados en los últimos meses hablan de que los consumidores prefieren realizar compras sostenibles, ¿Habéis notado un crecimiento en las ventas?

CG: Cocoro tiene un crecimiento constante. El año pasado doblamos las ventas y este año vamos por el mismo camino. Sin embargo, creemos que este crecimiento de ventas viene acompañado por el cambio de mentalidad de la gente. Es algo derivado del crecimiento que está teniendo Cocoro y que hace que cada vez más personas nos conozcan.

Es verdad que los productos sostenibles tienden a ser más caros y esto hace que las personas tengan que hacer un esfuerzo económico. Pero creo que sí, que se está viendo un cambio en los hábitos de consumo.

EcN: ¿Qué campañas de marketing tenéis en marcha para visibilizar vuestro producto?                                                                                      

CG: Para nosotras el marketing rodea todo lo que se hace en Cocoro, desde la atención al cliente hasta las charlas que realizamos. Tratamos de hablar todo lo posible del producto para dar visibilidad a la regla y que esta deje de ser tabú.

Esto no quita que en momentos puntuales realicemos campañas. Ahora tenemos en marcha una campaña que iniciamos el año pasado y que tiene como lema #CambiemosLasReglas. El objetivo es dar visibilidad a la regla. Queremos ayudar a derribar este tabú social.

Al principio, la campaña estaba enfocada en dar a conocer el producto, mientras que ahora es una campaña más colorida, con diversidad e impacto visual para resaltar que podemos cambiar.

Hacemos nuestro trabajo desde tres pilares fundamentales: sostenibilidad, feminismo e innovación y tecnología.

EcN: ¿Cuál fue vuestra facturación en el 2020 y cómo va este año?

CG: Nuestra facturación fue alrededor de 800.000 euros, lo que significa que duplicamos la cifra respecto al año anterior. En un contexto de pandemia, es cierto que nos favoreció que la teníamos montado todo el negocio online y nos acogimos a tener un producto de primera necesidad; no tuvimos que parar durante el confinamiento. Otro de los factores que nos impulsó fue el hecho de que las mujeres estaban en casa y eso las animaba a probar nuestro producto.

En el primer cuatrimestre de 2021 estamos registrando datos muy parecidos al año pasado, a excepción de mayo que hemos tenido un mes un poco más flojo del que esperábamos.

EcN: ¿Tenéis pensado abrir una tienda física?

CG: Cocoro se comercializa en algunos establecimientos físicos con los que colaboramos, tanto a nivel nacional como internacional. Por tanto, nuestro producto está tanto online como offline.

Además, tenemos una colaboración con una empresa española muy importante, pero no podemos decir nada todavía.

EcN: Retos que queréis alcanzar cuando termine el año

CG: El equipo ha crecido mucho, por lo que este año está siendo de preparación para dar un gran salto. Hay un punto de digitalización, optimización de procesos, etc. que es muy importante, porque hay veces que los retos miran hacia fuera y nos olvidamos de mirar hacia dentro.

Otro reto es el de investigación. Siempre hacemos investigación y colaboramos con centros tecnológicos. Estamos trabajando para tener materiales más sostenibles y mejorar aún más nuestros productos. Yo creo que veremos mejoras en nuestros productos a finales de año.

Además, estamos entrando en varios mercados europeos y la idea es que a finales de año tengamos tiendas en el Reino Unido y Alemania, aparte de las tiendas que nos piden vender Cocoro.


Suscribir

Georgina Ortiz
Periodista extremeña perdida en el mundo digital y los grandes edificios de la capital. Siempre lista para seguir aprendiendo. Ah! y como buena extremeña que no me falten nunca unas buenas migas.

    «Ofrecer soluciones de pago flexibles, sencillas y seguras será clave para la supervivencia de los negocios en el entorno digital”

    Previous article

    Amazon incrementa los resultados financieros

    Next article

    You may also like

    Comentarios

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.