COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

El mercado de ropa de segunda mano comienza a encontrar su hueco

0

A pesar de ser una tendencia en auge y poseer un futuro prometedor, todavía es un mercado que tiene que luchar por deshacerse de ciertos estigmas que provocan el rechazo de la sociedad. La gente en muchas ocasiones rehúsa adquirir ropa de segunda mano por no saber su procedencia. La mayoría de las empresas que se dedican a la venta de estos productos, hacen hincapié en esto, luchando por contrarrestar ese miedo por la calidad o estado de la prenda.

En Ecommerce News hemos querido adentrarnos en el mundo de la venta de ropa de segunda mano ¿cuál es su historia? ¿cómo se comportan estos consumidores? ¿cómo es la visión de las empresas que se dedican a este mercado?

Una buena forma de comenzar a entender el mundo de los artículos de segunda mano es con una de las afirmaciones que hace James Reinhart, cofundador y director ejecutivo de thredUP, empresa dedicada al sector de la moda de segunda mano, en el estudio “2021 Resale Report”: “Los consumidores están priorizando la sostenibilidad, los minoristas están comenzando a adoptar la reventa y los legisladores se están sumando a la economía circular”.

¿Cuándo comenzó el interés por la ropa de segunda mano?

Encontrar una fecha exacta de cuándo empezaron los consumidores a interesarse por la ropa de segunda mano es una tarea complicada. A lo largo de los siglos, y dependiendo mucho del contexto histórico, comprar prendas usadas era una tendencia o al menos una necesidad para algunas clases sociales; por eso, en algunos países como Reino Unido reciben el nombre de tiendas benéficas o tiendas de oportunidades. La ropa de segunda mano nunca ha sido una opción para las clases sociales con más dinero.

Sin embargo, cuando algún país pasaba por una época de guerras o de crisis para algunas personas adquirir este tipo de prendas era lo único que se podían permitir. No ha sido hasta el siglo XIX y XX cuando la sociedad ha comenzado a ver estos productos como una forma de tener un estilo diferente, conocido como retro o vintage. En Estados Unidos es uno de los países donde más fervor existe por esta tendencia, tanto es así que todos los 17 de agosto se celebra el Día Nacional de las Tiendas de Segunda Mano.

En cambio, en países como España esta tendencia tardó en llegar. Así lo demuestran estudios como el realizado por Crédito y Caución sobre el mercado de ropa de segunda mano donde se recoge que la facturación media de este sector en España creció más de un 60% entre el 2008 y el 2011; hay que recordar que durante estos años el país estuvo sumido en una de las mayores crisis de su historia, lo que reafirma el crecimiento de esta tendencia cuando la sociedad pasa por momentos complicados.

España, un país donde cobra fuerza la compra de productos de segunda mano

Fuente: Crédito y Caución

Actualmente, el mercado de ropa de segunda mano está siendo un boom, gracias a la multitud de tiendas tanto físicas como online que han ido surgiendo con el paso del tiempo. Esto se vincula a una tendencia de estilo que recibe el nombre de ‘vintage’.

La empresa de ropa de segunda mano, Micolet, realiza todos los años un estudio de mercado sobre el sector de la ropa de segunda mano para conocer cuáles son las tendencias. En el informe del año pasado, “Informe Moda Circular 2020”, la compañía informó que había duplicado la cantidad de prendas que llegan a diario a sus almacenes, provocando que tuvieran que aumentar en un 60% el personal. Pero no solo se ha visto en la recolección de ropa el aumento, sino que han visto un crecimiento de entorno al 12% en la compra de ropa de segunda mano. Todavía es un dato pequeño, sin embargo, va cobrando importancia año a año. En el 2019 se vio que el porcentaje de ropa de segunda mano de media en los armarios de las españolas era del 2%, mientras que en 2020 ha subido al 3%.

Otro dato muy interesante que nos permite ver hacia dónde va este gran mercado, es el compartido en el informe de Thredup (“2021 Resale Report”) también se habla de que las ventas aumentarán en los próximos 5 años, llegando a alcanzar los 77.000 millones de dólares. Y en un estudio publicado recientemente por eMarketer, empresa de investigación de mercado, que pronostica un aumento del 132,4% en las ventas promedio anual de ropa de segunda mano online por comprador para el 2025, alcanzando los 788,38 dólares. En 2021 las ventas de este sector fueron de 339,18 dólares.

Impacto de la reventa en la sociedad

La venta de ropa de segunda mano no ha tenido una trayectoria fácil. Desde que surgieron las primeras tiendas ha habido un sentimiento de miedo e incertidumbre por comprar prendas usadas. Sin embargo, a medida que ha ido pasando el tiempo, se han ido normalizando cada vez más. Pero, ¿qué grupo de edad es el más propenso a recurrir a estas tiendas? ¿Lo hacen todos los grupos de edades por igual?

Gráfica elaborada por Statista

En el estudio “2021 Resale Report” se observa que tanto los millenials, personas de entre 25 y 37 años, como la Generación Z (de los 18 años a los 24 años) son los dos grupos de consumidores que más compras de ropa de segunda mano realizan, ya que el 42% de las personas encuestadas aseguraron haber comprado algún producto de esta categoría. A continuación, le sigue, con un porcentaje más bajo, la Generación X (38 – 55) y, por último, se encuentran los Boomers (>55) con el porcentaje más bajo, un 16%.

Los jóvenes son el principal grupo social que adquiere ropa de segunda mano. Esto nos hace pensar que en un futuro, cuando estos sean adultos, veremos una mayor integración de este mercado en la sociedad. Es por ello, que se prevé que el mercado de segunda mano siga incrementando con el paso del tiempo.

Mejora del medioambiente

El mercado de las prendas de segunda mano ayuda a luchar contra el impacto ambiental, así no lo confirma también Olatz Elezcano, responsable de comunicación de Micolet, en una entrevista donde nos comenta que el negocio de vender ropa de segunda mano “no solo será bueno para el mercado sino también para el medio ambiente”. La industria de la moda provoca altas emisiones de CO2. Es por ello, que al comprar una prenda usada y darle una segunda vida (que en algunos casos pueden llegar a pasar por 4 personas) se reduce el porcentaje de CO2, ayudando a mejorar la huella de carbono.

Son muchas las empresas que se han unido a esta tendencia de la venta de ropa de segunda mano por este motivo. En los últimos meses hemos visto a marcas como Kiabi lanzar su propio ecommerce de ropa de segunda mano, o Benetton aliarse con Depop, plataforma C2C de venta de prendas usadas.

¿Cómo son las empresas que hay en el mercado de la ropa de segunda mano?

Micolet
Micolet nació en el año 2015 y es un modelo de negocio mixto, ya que compra productos a los consumidores y gestiona la venta de estos. La compañía surgió cuando uno de los socios vio la necesidad de encontrar un lugar para la cantidad de ropa que acumulaba en su armario. Intentando encontrar una solución que no fuera tirarlas a la basura, implantó un proyecto piloto para ver si realmente era necesario una plataforma de compra y venta de productos de segunda mano en España. Al ver que el negocio tenía los resultados esperados, decidieron seguir adelante y mostrarla al mundo, así fueron los inicios de Micolet. En un principio solamente estaba destinada a prendas de moda femenina, sin embargo, con el paso del tiempo, decidieron ampliarla a línea masculina e infantil. Olatz Elezcano, responsable de comunicación de Micolet nos confiesa que la compañía está preparando la creación de otra plataforma de libros de segunda mano, aunque todavía está en fase beta.

La empresa ha logrado superar los 2 millones de usuarios a nivel global; obteniendo el mayor porcentaje de usuarios en España con un 35%. En parte, su crecimiento es gracias a las colaboraciones con influencers o creadores de contenido, ya que no solo les da a conocer sino que también ayudan a normalizar este mercado y eliminar algunos de sus estigmas. También, han realizado colaboraciones con algunas marcas de ropa como Primark o Shein.

Vinted

Nació en el año 2008 de la mano de dos lituanas Milda Mitkute y Justas Janauskas. La primera de ellas iba a mudarse de casa y necesitaba limpiar su armario, fue entonces cuando surgió la idea de crear Vinted. Sin embargo, la compañía, en sus inicios, tuvo un modelo de negocio diferente al actual, no fue hasta 2016 cuando comenzó a ser tal y como la conocemos hoy en día.

Vinted es una empresa C2C que ayuda a las personas a intercambiar y vender la ropa que tienen en sus armarios. “Nuestra primera misión es hacer de la segunda mano la primera opción (…) minimizamos el impacto de la industria de la moda en el medio ambiente y ayudamos a todos a ganar un poco más con las cosas que ya no necesitan”, afirma Natacha Blanchard, responsable de Comunicación al Consumidor de Vinted.

Sellpy

Sellpy fue fundada por los suecos Michael Arnör Nielsen y Philip Gunnstam en 2014. Su objetivo era crear una empresa que redujera las emisiones de CO2 en la industria de la moda. Por eso, trabajaron en un modelo de negocio que aprovechara la ropa y la mantuviera en circulación el mayor tiempo posible. En ella, los consumidores pueden elegir comprar una variedad de productos de segunda mano de calidad, o incluso, vender las prendas que ya no utilizan. Se dio a conocer en todo el mundo gracias a la inversión realizada por H&M en ella en el año 2015. Alexander Winter, líder comercial de Sellpy nos cuenta que “con la presencia global y la experiencia del Grupo H&M hemos podido ampliar nuestro negocio de forma sostenible”.

Sellpy no opera actualmente en España, pero nos han confirmado que no descartan la idea de implantar servicios de venta en el país, así como en otros mercados europeos en el futuro. La compañía se define en una única palabra: sencillez. “Si queremos que la gente cambie sus hábitos de consumo, tenemos que hacer que comprar de segunda mano sea lo más fácil posible. La compra de segunda mano tiene que ser cómoda y segura como la experiencia que los consumidores esperan de los comercios tradicionales”, afirma Alexander.

¿Cómo se prevé que será el futuro de la compra y venta de prendas de segunda mano?

De acuerdo a las declaraciones de las empresas entrevistadas, el mercado de compra y venta de ropa de segunda mano irá creciendo poco a poco, como ha estado haciendo hasta nuestros días.

Cada vez son más las empresas que se están sumando a este nuevo desafío con el objetivo de proteger el medio ambiente. Otro de los propósitos es fomentar el desarrollo de la economía circular, ayudando a otras personas a recuperar una parte del valor de sus bienes usados antes de deshacerse de ellos. Es por ello, que el aumento de la concienciación por la sostenibilidad y el cuidado del planeta está influenciando cada vez más a comprar prendas de segunda mano.

De acuerdo con el estudio de ThredUP, muchos ejecutivos minoristas consideran que la reventa será una parte importante de su negocio dentro de 5 años. Además, afirman que introducirse en el mundo de la compra y venta de ropa de segunda mano te ofrece cinco beneficios:

  • Ser más sostenible
  • Conseguir más clientes
  • Tener más clientes jóvenes
  • Aumentar los ingresos
  • Ser más relevante

Natacha Blanchard, responsable de Comunicación al Consumidor de Vinted, espera que en un futuro “el mundo de la segunda mano siga creciendo y se convierta en una parte fundamental de los hábitos de consumo de todos”. Por lo tanto, se espera que haya un aumento en la economía circular, aumentando la vida de los productos y eliminando residuos.


Suscribir



Alibaba gana un 54,5% menos en sus primeros nueve meses fiscales

Previous article

Cómo depender en exceso de Facebook puede costarte millones y hacer que desaparezcas

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.