COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

5 consejos para conseguir las mejores fotografías en el ecommerce de moda

0

En la actualidad el ecommerce se ha convertido en una herramienta imprescindible para los negocios. Permite a los comerciantes ampliar sus opciones de mercado. Por ello, es fundamental tener en cuenta cada detalle y ofrecer información específica de los productos. 

Uno de los requisitos esenciales en tu tienda online es tener buenas fotografías. Juegan un papel fundamental, ya que una imagen con calidad puede crear una experiencia de compra positiva para los usuarios. Todo depende de la manera en la que se muestran los productos. Hay que estar pendientes de los aspectos técnicos como la iluminación y el fondo que se utilice; el ángulo correcto; los ajustes de la cámara; e incluso la postproducción, impactará en la conversión de los clientes. 

En una tienda física, los clientes pueden coger el producto y probárselo. Cuando se compra online, estas acciones no se pueden realizar. Por eso, es fundamental que puedan verlos claramente. Esa es precisamente la razón de la importancia de la fotografía para influenciar la decisión de un comprador potencial. Las imágenes tienen que reflejar el producto lo más parecido a la realidad. Incluir en tu estrategia a un fotógrafo de producto freelance que se dedica a hacer reales estas ideas es muy recomendable, ya que contactar con profesionales del sector para lograr buenas imágenes de producto ayudará a mejorar la conversión de tu ecommerce. Son estos expertos en fotografía y edición los que lograrán resaltar el valor de cada uno de los productos. Gracias a su experiencia consiguen hacer zoom en los detalles de mayor valor visual. Además, nadie mejor que estos profesionales para hacer las recomendaciones adecuadas para el escenario fotográfico, no siempre un maniquí y un fondo blanco son la mejor opción para mostrar un producto, ya que existen muchos otros elementos que aportan riqueza visual a las imágenes y ayudan a destacar las características esenciales del producto. Asimismo, los técnicos fotográficos cuentan con el material profesional que marcará la diferencia de su trabajo.

Hay varios condicionantes que influyen a la hora de realizar fotografía ecommerce para una tienda de moda.  

1. Prepara las prendas

Los productos deben lucir perfectos en las fotografías. La ropa se arruga y hay que tener en cuenta este detalle. La preparación previa de las prendas es un punto de inicio crucial. Es recomendable revisar si hay alguna etiqueta, pegatina u otro tipo de material de identificación que haya que quitar. 

En ocasiones, se utiliza el Photoshop para borrar imperfecciones, manchas o cualquier defecto que tenga la prenda, lo cual no es recomendable ya que no muestra la realidad del producto. Sin embargo, si optamos por trabajar con un fotógrafo profesional, este nos garantizará que esta etapa se realice con éxito, logrando imágenes de calidad y, utilizando herramientas de edición para hacer correcciones de color o realizar el acabado final, pero siempre manteniendo el aspecto original de la prenda.

2. Composición del estudio 

Con pocas piezas es posible convertir cualquier habitación espaciosa en un estudio, pero es importante que la composición del estudio fotográfico sea correcta. Para ello, no es necesario disponer de un gran presupuesto. Un presupuesto limitado que permita disponer de material básico (una cámara, un trípode, papel blanco sin costuras y cinta adhesiva), nos permitirá ponernos manos a la obra. 

Es aconsejable un telón de fondo blanco o gris para evitar distracciones y conseguir capturar los colores con la mayor precisión posible. Para asegurarse del éxito de la imagen, una buena cámara es una parte vital. A pesar de esto, con esto no solo basta. A la hora de utilizar una cámara réflex digital es recomendable que tenga exposición manual y que permita configurar la apertura del objetivo. Por ello, la figura de un fotógrafo profesional se vuelve indispensable para realizar un shooting óptimo de nuestro catálogo de productos. 

3. La iluminación 

Una iluminación óptima es imprescindible. La luz natural es la fuente de luz más económica y de alta calidad para cualquier fotógrafo de prendas de vestir. Por lo tanto, si se cuenta con una ventana grande, eso es señal de que también habrá abundante luz natural. La iluminación artificial también puede servir cuando no haya suficiente luz natural a través de la ventana. En este caso, necesitaríamos aumentar nuestro material básico e incluir focos de luz que nos permitan adecuar el lugar a las condiciones necesarias para obtener los resultados que buscamos para las fotografías de nuestras prendas.

4. En maniquí o con un modelo 

La mejor manera de mostrar la forma y el ajuste de la prenda es fotografiar la prenda sobre un maniquí o un modelo. De esta manera, la ropa cobrará vida y los clientes podrán visualizar el resultado. 

Es importante tomar un tiempo para poner el material en el maniquí. Antes de dar el paso, hacer los ajustes y las observaciones que hagan falta. 

En el caso de contar con un modelo, tener en cuenta que su apariencia vaya acorde con las líneas de la marca y que se identifique con el tipo de cliente al que se vaya a dirigir.  

5. La toma fotográfica

Se trata del momento más esperado. Hay que ajustar las configuraciones de la cámara, dependiendo de la cantidad de luz necesaria. Cuanta más tomas se realicen, mejores resultados se tendrán. Habrá que hacer tomas de frente y de espalda, en ángulos de 45 grados, perfil izquierdo y derecho, y los detalles que se consideren necesarios para poner en valor el producto.


Suscribir



El sector náutico se posiciona como una alternativa al turismo tradicional

Previous article

Por qué flexibilizar el pago es clave ante los nuevos hábitos de consumo

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.