ECOMMERCEMETODOS DE PAGO

Madrid, entre las más preparadas para el futuro sin efectivo

0

SumUp ha analizado múltiples factores, incluida la cantidad de tarjetas, la cantidad de puntos de venta y edad de la población, para crear un índice de ciudades, revelando qué tan dependientes son del efectivo. Además este estudio pronostica que tan lista está España para una vida de pagos electrónicos. 

El COVID-19 provocó una caída del 6,3% en el mercado de tarjetas de crédito y débito en España

La incertidumbre económica provocada por el COVID-19 ha empujado a los consumidores españoles a reducir gastos innecesarios. Esto afectó al mercado de pagos con tarjeta en 2020, cuando hubo una caída del 6,3%. Sin embargo, la economía se recuperó rápidamente y debido al aumento del gasto de los consumidores tras el COVID-19, se espera que el mercado de pagos con tarjeta registre un crecimiento sustancial del 11,4% este 2022 (GlobalData).

El 15% de ciudadanos en Vitoria-Gasteiz no tiene una tarjeta de débito – el más bajo de España

Vitoria-Gasteiz es la ciudad española más preparada para un futuro de pagos sin contacto ya que la mayoría de los ciudadanos tiene tarjeta de débito (85%) y más de la mitad (54%) tiene tarjeta de crédito. Le siguen Barcelona y Rivas-Vacia, ambas ciudades con un importante número de tarjetas en circulación.

El BBVA informa que los menores de 35 años realizan un 44% menos de transacciones en efectivo y los mayores de 60 retiran efectivo de los cajeros automáticos un 33,2% más. Sin embargo, Money Expert afirma que es más difícil para las personas desempleadas solicitar tarjetas de crédito debido al requisito de ingresos mínimos por año. Por lo tanto, es probable que las bajas tasas de desempleo y los jóvenes de estas ciudades estén abriendo el camino para un futuro sin dinero en efectivo.

La siguiente tabla muestra las cinco ciudades españolas que menos dependen del efectivo:

Puesto

Ciudad

Población 

Número de parados

Número de adultos mayores

Número de personas con tarjetas de crédito

Número de personas con tarjetas de débito

1

Vitoria-Gasteiz

235,661

16,496

47,132

126,974

200,312

2

Barcelona

1,621,537

178,369

340,523

873,684

1,378,306

3

Rivas-Vaciamadrid

68,405

6,156

4,788

36,857

58,144

4

Sant Cugat del Vallès

79,253

5,548

10,303

42,702

67,365

5

Pozuelo de Alarcón

82,428

4,946

13,188

44,412

70,064

Córdoba, Sevilla y Granada son las ciudades españolas que más dependen del efectivo

En 2020, Córdoba tenía un número de parados de 88.676, mientras que Sevilla y Granada tenían un total de 283.209. Las personas desempleadas tienen menos posibilidades de acceder a métodos de pago sin efectivo y sacar tarjetas de crédito; esto podría ser un factor que contribuya a por qué estas ciudades usan menos efectivo que otras.

Santa Cruz de Tenerife, Madrid y Barcelona tienen un elevado número de adultos mayores. Debido a esto, a menudo hay una aceptación lenta de los pagos sin efectivo, ya que en muchos casos hay un nivel más bajo de comprensión de las herramientas digitales.

La siguiente tabla muestra las cinco principales ciudades españolas que más dependen del efectivo:

Puesto

Ciudad

Población

Número de parados 

Número de adultos mayores

Número de ciudadanos con tarjetas de crédito

Número de ciudadanos con tarjetas de débito

1

Córdoba

328,428

88,676

59,117

176,957

279,164

2

Sevilla

703,206

133,609

133,609

378,887

597,725

3

Granada

234,325

60,925

49,208

126,254

199,176

4

València

814,208

130,273

162,842

438,695

692,077

5

Santa Cruz de Tenerife

222,417

53,380

40,035

119,838

189,054

¿Qué nos separa de un futuro sin efectivo?

  • Acceso a productos financieros 

España tiene una de las tasas de desempleo más altas de Europa, y con muchos métodos de pago sin efectivo que requieren un trabajo para acceder a ellos, no es de extrañar que muchas ciudades dependan más del efectivo que otras.  Los montos mínimos de compra para el uso de tarjetas aún prevalecen en el país, por lo que los ciudadanos prefieren usar efectivo para compras pequeñas.

  • Edad

Los jóvenes son más hábiles en el manejo de pagos sin efectivo, mientras que los mayores son más reacios a adoptar nuevos métodos de pago o aún no saben cómo usar las nuevas tecnologías, por lo que aún dependen en gran medida del efectivo.

  • Fraude

El aumento del fraude en línea ha afectado la cantidad de pagos sin efectivo: las personas que temen este tipo de fraude son más reacias a realizar compras en línea.

  • Seguridad

El Índice de Seguridad sitúa a España entre los lugares más seguros para caminar solo durante el día (81,79%), por lo que muchos pueden sentirse más seguros al llevar dinero en efectivo. En áreas donde el índice de seguridad es más bajo, menos personas usan tarjetas y compran menos productos, por lo que menos empresas invierten en lectores de tarjetas, lo que genera menos pagos electrónicos.

Casi todos los hogares españoles tienen acceso a internet a través de banda ancha

Durante los últimos años se han reducido las comisiones pagadas por el uso de tarjetas en los puntos de venta y redes de cajeros automáticos, mientras que ha aumentado la disponibilidad de lectores de tarjetas.

Por tanto, España, en su conjunto, está mostrando signos de avanzar hacia una economía sin efectivo. Según cifras del  Instituto Nacional de Estadística, España tiene una de las tasas de penetración de Internet más altas del mundo: en 2020, el 95,3% de los hogares tenía acceso a internet a través de banda ancha. Esto implica que el futuro sin efectivo podría ser posible ya que el internet y la banca móvil permiten transacciones las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin tener que hacer fila en el banco.


Suscribir



TikTok paraliza sus planes de expansión del Live Shopping en Europa y EE.UU.

Previous article

¿Dónde puedo encontrar información de una empresa?

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in ECOMMERCE