LOGISTICAULTIMA MILLA

Celeritas analiza las tendencias en logística y transporte de comercio electrónico según el informe de España 2050

0

La crisis ha contribuido a acelerar algunos de los cambios observados durante los últimos años en los hábitos y canales de consumo. El auge del comercio electrónico y el desarrollo de plataformas logísticas de entrega de comida a domicilio, por ejemplo, dan cuenta de ello.

Dentro del comercio electrónico las ventas han aumentado exponencialmente en 2020 y, no solo eso, sino que las compras online han sido protagonistas en todos los rincones, hasta los más aislados, donde las empresas han tenido que llegar para entregar un paquete.

Las nuevas tecnologías se están extendiendo cada vez más rápido entre países, su velocidad de difusión está siendo mucho más moderada entre empresas, con un porcentaje elevado de compañías que todavía no está explotando su potencial. Esta tendencia, que se observa a escala global, también se detecta en España: antes de que estallara la pandemia, solo un 11% de nuestras empresas usaba big data (frente al 15% de la UE-8), apenas un 20% de nuestras pymes recurría al comercio electrónico para vender sus productos (frente al 26% de la UE-8), y únicamente un 8% de la población ocupada teletrabajaba (frente al 27% de la UE-8).

La expansión del comercio electrónico y de las entregas a domicilio supondrá un desafío, ya que amenaza con convertir al sector de la logística en una de las principales fuentes de contaminación y congestión de las ciudades en el futuro. Para evitarlo, el modelo de reparto en la última milla (último paso antes de que el producto llegue a la puerta de casa del cliente) deberá repensarse por completo. Las empresas tendrán que sustituir su flota actual de furgonetas y camiones por vehículos más ligeros y neutros en carbono, entre los que podrían incluirse los drones de reparto. También tendrán que encontrar nuevas fórmulas de entrega, como los puntos de conveniencia en los barrios y los casilleros de paquetes móviles instalados en los centros urbanos, y usar las tecnologías digitales para hacer más eficiente su cadena de distribución y reducir el tráfico de mercancías.

Hay que optimizar la logística de reparto en el ámbito urbano, estableciendo un marco normativo y de incentivos que promueva el uso de vehículos bajos en emisiones, implementando consignas de proximidad que permitan la reducción de la logística del comercio electrónico (devoluciones y fallidos), creando ordenanzas sobre espacio mínimo de almacén y evitando actividades de reparto durante las horas de mayor congestión del tráfico.

El futuro del transporte terrestre de mercancías dependerá tanto de la evolución de las cadenas de producción como de los potenciales avances tecnológicos, la penetración de los nuevos combustibles y la electrificación. En el transporte por carretera, el camión seguirá teniendo un rol predominante, al menos en el corto plazo, dadas las ventajas que aún presenta frente al ferrocarril (una flota de camiones amplia y competitiva, dotada de una extensa red viaria, frente a una red ferroviaria con pocos cargaderos y terminales y, por tanto, con escasa capilaridad en el país).


Suscribir


Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

La actualización de la experiencia de la página de Google comienza a implementarse

Previous article

¿Anuncios con realidad virtual? Oculus comienza con las pruebas

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in LOGISTICA