EEUUINTERNACIONAL

Una organización belga de PYME pide que se suspendan las devoluciones gratuitas

1

La organización UNIZO, ubicada en Bélgica, ha solicitado que se prohíban en toda Europa las devoluciones gratuitas, porque consideran que estás afectan notablemente al cambio climático. También justifican que esta medida ayudaría a las pequeñas empresas que se están viendo obligadas a usar este tipo de estrategias para poder enfrentarse a los gigantes a nivel mundial, quienes si pueden ofrecer este tipo de servicio de manera rentable.

El director ejecutivo de UNIZO, Danny Van Assche, ha sido el encargado de redactar el comunicado donde, además hablaba de la necesidad de tomar otras medidas: “Por supuesto, esta prohibición es solo una medida limitada dentro de un espectro mucho más amplio de iniciativas que deben adoptarse“. Sin embargo, considera que la prohibición de las devoluciones gratuitas puede ser una buena medida para empezar, por su sencillez a la hora de aplicarse y “por así decirlo, sin perjudicar realmente a nadie“.

Y no hay que subestimar los efectos positivos: consumidores que compran en línea de forma más consciente desde el principio y que son menos propensos a devolver nada, viajes en furgoneta de ida y vuelta mucho menos perjudiciales para el medio ambiente y, por último, pero no por ello menos importante, más oportunidades para los pequeños minoristas locales (en línea), que en la actualidad se ven demasiado a menudo superados por la violencia de las devoluciones gratuitas de los grandes actores internacionales en línea. No pospongamos más lo que ya podemos hacer hoy por el clima” remarca también el director ejecutivo de UNIZO.

Es cierto, que con las devoluciones gratuitas es más fácil que las personas hagan compras online de forma impulsiva, porque sabes que vendrán a la puerta de casa a por ello y tú no tendrás que hacer ningún tipo de esfuerzo si el producto no encaja con lo que buscabas, o, si te das cuenta de que no lo necesitas realmente. Van Assche quiere recordar a estas personas que “Nada es gratis. Incluso las llamadas devoluciones “gratuitas” tienen sus costes, que actualmente se trasladan al medio ambiente, a nuestra economía y a nuestro tejido económico local“.

La aplicación de esta medida según explica el director ejecutivo de UNIZO ayudará a disminuir las furgonetas en las ciudades y a que los consumidores adquieran otros hábitos de compra: “Si los consumidores ya no pueden devolver los pedidos de forma gratuita, no solo harán pedidos menos impulsivos, sino que también devolverán los productos con menos frecuencia. Esto no solo significa menos tráfico y emisiones. También significa que los minoristas locales (en línea) podrán cobrar el precio correcto por las devoluciones con la cabeza bien alta y también recibirán menos devoluciones ellos mismos“.

Disminuir las furgonetas de reparto, el gran reto

Cuando sales a la calle es imposible no cruzarte con furgonetas de reparto, están prácticamente todo el día entregando paquetes de un lado a otro en las ciudades. Por eso, hay en lugares como Nueva York que también llevan años tratando de luchar contra esta situación e intentando aplicar tasas a las empresas de logística o a los eCommerce para que se hagan responsables y disminuyan los envíos.

La logística de ultima milla cada vez encuentro más soluciones sostenibles para hacer las entregas, pero es cierto que todavía queda un largo camino para lograr las emisiones cero en este sector.

 


Suscribir


Georgina Ortiz
Periodista extremeña perdida en el mundo digital y los grandes edificios de la capital. Siempre lista para seguir aprendiendo. Ah! y como buena extremeña que no me falten nunca unas buenas migas.

    ByteDance, propietaria de TikTok, quiere lanzar su marketplace y competir con AliExpress

    Previous article

    La multicanalidad, el método por excelencia de los minoristas

    Next article

    You may also like


    1 Comentario
    1. Me parece que las opiniones de la organización UNIZO estan llenas de contradicciones, como en general sucede en Belgica y todo por no querer focalizar en el motivo real, que no son rentables para los pequeños comercios.

      Sin embargo

      – Prohibirlas no perjudicaria a nadie… De verdad? ni a los usuarios?
      – Dicen que no son sostenibles con el medio ambiente… Los repartos si lo son
      – Dicen que nada es gratis… Quizas pagando serían sostenibles para el medio ambiente?

      En fin, quizas hay que concienciar sobre un consumo responsable, pero no nos engañemos, los que se pretender es vender más y es lo que necesita la economia hoy mas que nunca. Quizas se deben mejorar los metodos y optimizar los recursos, pero prohibir o recortar perjudica

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    More in EEUU