ALMACÉNLOGISTICA

Sin digitalización no hay logística eficaz

0

La digitalización es una realidad que gana peso y es transversal a todos los sectores económicos. Son numerosas las ventajas que esta transformación digital aporta a las organizaciones, ya sea en productividad, rentabilidad o incluso seguridad y el sector de la logística no es una excepción a esta realidad, más bien, todo lo contrario. Ya son pocos los principales actores mundiales que no invierten de forma contundente en digitalización y automatización de procesos y procedimientos en las distintas áreas de la logística que rige su cadena de suministro.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de este «nuevo» mundo en la gestión de la cadena de suministro? Se trata de una actividad compleja y dinámica, y el uso de tecnologías digitales crea visibilidad a lo largo de la cadena de valor y mejora el rendimiento. 

Mediante la utilización de soluciones como el análisis de datos, la clasificación, la preparación de pedidos y el embalaje automatizados, y los drones para analizar el inventario, las empresas pueden agilizar sus procesos y predecir las interrupciones. La digitalización de la cadena de suministro no solo ayuda a reducir las ineficiencias, sino que también reduce el impacto de la industria logística en el medio ambiente.

El éxito de la gestión de la cadena de suministro depende de la realización puntual de cada paso del proceso y de que se comunique rápidamente cualquier cambio o retraso. 

La gestión inteligente de la cadena de suministro introduce soluciones tecnológicas de la Industria 4.0 en cada etapa de la cadena de suministro, lo que permite a las empresas recopilar y organizar datos para obtener información, incorporar soluciones inteligentes y automatizar la actividad. Esto maximiza el ahorro de costes, aumenta la productividad y garantiza que los clientes reciban sus pedidos a tiempo.

Datos, automatización e Internet de las Cosas 

Hay, fundamentalmente, tres campos en los que la Industria 4.0 puede apoyar la gestión de la cadena de suministro. 

Empiezo abordando el que es uno de los temas más comentados -y delicados- del momento: la recogida y gestión de datos. Los procesos tradicionales de recogida y planificación utilizan herramientas analíticas simplistas y métodos manuales. No sólo se convierte en algo tedioso, sino que es un proceso que lleva mucho tiempo y limita la capacidad de la empresa para predecir con precisión la demanda o identificar posibles problemas. 

Con el uso de la analítica avanzada y  la Inteligencia Artificial (IA), concretamente el Aprendizaje Automático, es posible considerar una serie de factores internos y externos para determinar los futuros pedidos. La información relacionada con los proveedores, los clientes, los transportistas y los acontecimientos mundiales, como la pandemia de COVID 19 o la crisis económica, permiten un análisis predictivo más preciso.

La Industria 4.0 también es clave en la automatización de los procesos en el almacén. El cumplimiento y la preparación de pedidos implican un importante trabajo físico y tareas repetitivas. Mediante la utilización de tecnología como los robots de picking inteligente o cobots -robots que colaboran con los trabajadores-, se automatizan los procesos y se vuelve más eficiente y productiva la gestión de un almacén. Es el caso de los Vehículos Guiados Autónomos (AGV) para el transporte y el almacenaje en bloque de mercancías; o de los diferentes robots para facilitar las labores de picking, ya sean los que guían al trabajador por el almacén para la preparación del pedido (llamados en inglés Person-to-Goods), o los que acercan los distintos productos al trabajador para que éste prepare el pedido sin moverse de su puesto (Goods-to-Person).

La última gran área está relacionada con el Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés). Integrar el IoT en la gestión de almacenes significa recopilar datos en tiempo real de diversas fuentes. Hablamos, por ejemplo, de los sensores RFID en los productos, que permiten su seguimiento desde que entran en el almacén hasta que se despachan; o de las estanterías inteligentes, que transmiten datos cuando se añaden o retiran pedidos, al cambiar su peso. La información se introduce en una base de datos de inventario y se actualiza constantemente, lo que da más transparencia al proceso.

La planificación automatizada de la Industria 4.0 permite a las empresas tener un mayor control de toda la cadena de valor. La aplicación de soluciones digitales para procesar los datos ahorra tiempo, reduce los errores y aumenta la visibilidad a lo largo de la cadena, mientras que la recopilación de datos relevantes de múltiples fuentes y la colaboración entre equipos permite obtener conocimientos más valiosos. Esto puede ayudar a las empresas de logística a planificar con mayor eficacia, optimizar la cadena de suministro y hacer frente a retos como los retrasos en la producción o la entrega, lo que permite una mayor eficiencia operativa.


Suscribir



El 75% de los consumidores está preocupado ante los robos de identidad

Previous article

Lo que sorprendentemente Amazon está haciendo mal y sus competidores chinos bien

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in ALMACÉN