MARKETING & SOCIALMOBILE MARKETING

Guía legal para un e-commerce, por José María Baños (LetsLAW)

0

LetsLAW-JM-BanosEn comercio electrónico no basta con tener una idea, un proveedor de fantásticos productos y precios más que interesantes. Has de tener habilidades también de marketing de resultados, posicionamiento SEO, analítica o incluso gestión de stock y nociones de logística. Pero aún no es suficiente, sino que debes también tener en cuenta cuestiones legales relativas a la actividad de un eCommerce. Para facilitarte un poco el trabajo, el despacho de abogados LetsLaw ha elaborado una guía que aborda las principales cuestiones legales que un e-commerce debe tener en cuenta.

1.- Deber de información


Nuestro sitio web de e-commerce debe incluir en un lugar visible la siguiente información: (i) denominación social, CIF y datos de contacto, (ii) datos de inscripción en el Registro Mercantil, (iii) información acerca de los precios del producto/servicio, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y, en su caso, los gastos de envío y (iv) los códigos de conducta a los que, en su caso, esté adherido el e-commerce y la manera de consultarlos electrónicamente.

2.- Contratación electrónica

– Información precontractual

La ley admite la contratación electrónica como medio válido para formalizar contratos, si bien es necesario informar de una forma sencilla y gratuita acerca de (i) los pasos a seguir en el procedimiento de contratación, (ii) los medios técnicos a disposición del usuario para que pueda modificar sus datos o corregir errores, (iii) el idioma en que se puede formalizar el contrato, (iv) las condiciones generales de contratación (también llamados términos de uso) y (v) si el e-commerce va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si éste va a ser accesible.

– Información posterior a la celebración del contrato

Por otro lado, el e-commerce tiene la obligación de confirmar la recepción de la aceptación de compra mediante (i) el envío de un acuse de recibo por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente a la dirección que el usuario haya señalado, en el plazo de las 24 horas siguientes a la recepción de la aceptación, o (ii) confirmación, por un medio equivalente al utilizado en el procedimiento de contratación, de la aceptación recibida, tan pronto como el aceptante haya completado dicho procedimiento, siempre que la confirmación pueda ser archivada por su destinatario.

– Lugar de celebración del contrato

Los contratos celebrados por vía electrónica en los que intervenga como parte un consumidor (B2C) se presumirán celebrados en el lugar en que éste tenga su residencia habitual. Además el fuero competente para cuestiones judiciales deberá ser el lugar de residencia del consumidor.

En cambio, los contratos electrónicos entre empresarios o profesionales (B2B), en defecto de pacto entre las partes, se presumirán celebrados en el lugar en que esté establecido el e-commerce, pudiendo ser el fuero competente para temas judiciales el del domicilio del e-commerce.

3.- Ventas de productos o servicios a consumidores (B2C)

De entre las principales obligaciones que establece la legislación de defensa de consumidores y usuarios, destacamos las que más pueden afectar a un e-commerce:

  • Salvo acuerdo en contrario de las partes, el e-commerce debe realizar la entrega en un plazo máximo de 30 días a partir de la celebración del contrato. Si no hubiese stock del producto en el momento de la compra, debe informarse al consumidor proponiéndole la compra de un producto de igual o superior calidad o bien devolverle el importe abonado en un plazo máximo de 30 días.

  • El consumidor dispondrá de un período de 7 días para desistir del contrato a distancia (*) si no le satisface el producto enviado, sin necesidad de alegar la causa y sin penalización (si bien hay determinados bienes o servicios que por su naturaleza no posibilitan el ejercicio del derecho de desistimiento). Este plazo comienza desde que el consumidor recibió el producto. Debemos tener en cuenta que si no informamos a los consumidores acerca de este derecho, el plazo del desistimiento se ampliará en 3 meses.  El precio pagado por el consumidor deber ser reintegrado en un plazo máximo de 30 días desde que se ejercitó este derecho. 

(*) El plazo de ejercicio de este derecho pasará a ser de 14 días cuando se transponga la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo que establece una serie de derechos y garantías de los consumidores para las compras realizadas a distancia

4.- Condiciones de uso del servicio

Las condiciones de uso regulan la mecánica de funcionamiento del e-commerce y los derechos y las obligaciones de los usuarios. Deben redactarse de forma clara y sencilla y el usuario debe poder acceder fácilmente al texto legal.

Estas condiciones deben ser aceptadas expresamente por el usuario antes de poder acceder al servicio de e-commerce y adquirir productos.

En este documento se deben regular todas las cuestiones legales de nuestro e-commerce: condiciones de compra, propiedad intelectual e industrial, derechos y deberes de los usuarios del e-commerce, normativa para utilización del sitio web para los usuarios, información de los productos o servicios comercializados, modalidades de pedido, disponibilidad, precios, formas de pago, plazos y lugar de entrega, política de devoluciones, derecho de desistimiento, garantías, ley aplicable y fuero competente, etc.

5.- Protección de datos y utilización de cookies

Toda empresa de e-commerce necesariamente tratará datos personales, por lo que resultará necesario adecuar nuestro e-commerce a la legislación sobre protección de datos personales. Para ello deberemos:

  • Inscribir los ficheros que contengan datos personales en el Registro General de Protección de Datos.

  • Elaborar una política de privacidad y protección de datos para nuestro e-commerce.

  • Elaborar un Documento de Seguridad que describa las medidas legales, técnicas y organizativas para proteger los datos personales que trate el e-commerce.

  • Contar con formularios de recabación de datos personales con un sistema de opt in o doble opt in (consentimiento previo y expreso).

  • Articular y dar respuesta a las solicitudes de derechos ARCO que planteen los usuarios.

Asimismo, y tras la reciente modificación de la LSSI, será necesario que contemos con una política de cookies y un procedimiento de consentimiento informado (opt in) previo a la utilización de cookies.


Suscribir


Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

Groupon anuncia sus resultados del 1Q 2013 con un 8% más de ingresos superando sus expectativas

Previous article

eBay quiere potenciar la creación de tiendas específicas para marcas de lujo

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.