MARKETING & SOCIALSOCIAL MEDIA MARKETING

Fin a las maniobras de los ‘influencers’

0

La vida a través de una pantalla no es la misma que la vida real. Las redes sociales muestran una realidad totalmente distinta que lo que realmente es. Los ‘influencers’, personas conocidas por subir contenido a las redes sociales, son el claro ejemplo de esto. A simple vista, una imagen publicada por un ‘influencer’puede ser muy bonita, muy currada o antiestética, según la mires, sin embargo, nadie es consciente del océano de intereses económicos que esconden todas esas publicaciones.

Hoy en día el ser influencer se ha convertido en un oficio, la vida de estas personas gira en torno a las redes sociales, al eCommerce y todo lo que está relacionado con las nuevas tecnologías. Unos dicen que es uno de los mejores trabajos, puesto que está muy bien pagado, mientras que otros afirman lo contrario, hay que estar pendiente todo el tiempo de los seguidores, si tienes más o tienes menos, de los likes que tienes, y de pensar qué hacer para tener más… etc.

Aunque realmente su función consiste en darle publicidad y promocionar todo tipo de marcas, desde viajes, pasando por moda y cosméticos, hasta productos para el hogar. Ellos, a cambio de hacer y conseguir todo esto, reciben promociones y descuentos. El problema está en que, al recomendar dichos productos, siempre van a decir que es un producto buenísimo y que lo recomiendan al 100%, lo que hace que los miles de seguidores que tienen confíen en sus palabras y caigan en la tentación. De esa manera, la marca está contenta con el influencer, y, a su vez, esta contacta con otras marcas, hasta que se forma un círculo vicioso, que es exactamente lo que estamos viviendo. Sin embargo, hay muchas veces que no especifican que recomiendan ese producto por publicidad o porque están dando su opinión.  

Además, ya no es solo el hecho de que por las historias de Instagram no lo especifiquen, es que poner un hashtag o hacer una mera mención en el pie de foto de una publicación no es suficiente para que el público pueda identificar la publicidad. Tampoco sirve la abreviatura “#ad”, lo que sería idóneo es aclararlo poniendo “publicidad”, “en colaboración con” o “patrocinado por”, según ha aclarado Autocontrol, organismo independiente de autorregulación de la industria publicitaria en España. De no cumplir estas normas, podrán ser sancionados con multas de hasta 30.000 euros.

Por esa razón, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha decidido incluir su actividad en el anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual. Todavía no se ha especificado cuales serán las nuevas funciones de los influencers, pero lo que se ha dejado totalmente claro es que “las comunicaciones comerciales realizadas por vía electrónica deberán ser claramente identificables como tales, y la personas física o jurídica en nombre de la cual se realizan también”, afirma el regulador de la CNMC.

“La consolidación de estos nuevos agentes que operan sobre internet requiere de un marco jurídico actualizado que permita lograr un equilibrio entre el acceso a los servicios de contenidos en línea, la protección del consumidor y la competencia”, afirma el regulador de la CNMC.

Falsas expectativas

La ley afirma que los contenidos publicados por los influencers o también conocidos como ‘los nuevos líderes de opinión’ incitan a los menores a comprar productos que no deberían o a ver publicaciones que tampoco son recomendables para ellos. Y ya no es incitar a los jóvenes, sino que también engañan a los seguidores al comentar que ‘quedan pocos productos en la web’ o que ‘se están agotando rapidísimo’. Lo mismo ocurre con los sorteos, cuando estas personas realizan promociones para sus seguidores.

Publicidad engañosa en los contenidos de los influencers

Noruega ha aplicado una ley la cual prohíbe a los influencers publicar imágenes retocadas sin avisar a los seguidores, con el objetivo de eliminar la publicidad engañosa y los ideales de belleza irreales. En Reino Unido, han decidido publicar una lista con los influencers que no cumplen con su código de publicidad. Estas medidas en un futuro, podrían llevarse a cabo en España, siempre cumpliendo con las normas para no vulnerar la protección de datos.


Suscribir


Noelia Ramírez Iglesias
Extremeña y periodista involucrada en el mundo del eCommerce. Me gusta leer y escribir, pero sobre todo, comer, y si es un buen embutido mucho mejor!!

    Outvio cierra una ronda de financiación de 3MM€

    Previous article

    5 tendencias de consumo de los jóvenes urbanitas chinos

    Next article

    You may also like


    Comentarios

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.