COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

¿Cómo utilizar los KPI para mejorar tu ecommerce y vender más?

0

Son muchos los que comienzan desde 0 con un negocio y no saben bien qué es lo que tienen que hacer o qué pasos seguir para que su ecommerce triunfe y puedan vender más. Sin embargo, tener ese sentimiento de incertidumbre de no saber qué pasará con tu negocio dentro de 3 o 4 años es algo que le sucede a la mayoría, incluso a los grandes emprendedores. Como dice el refrán: «las cosas de palacio, van despacio». Todo hay que hacerlo paso a paso y a su debido tiempo. Sin embargo, si no sabes cómo orientarte para poder encaminar tu trayectoria profesional, has encontrado el sitio perfecto. En este post te explicaremos los pasos que debes seguir para utilizar los KPI.

Todos los ecommerce se van desarrollando en base a unos indicadores conocidos como KPIs (Key Performance Indicators). Y dirás, ¿Qué es eso? Pues bien, son indicadores que evalúan cómo se están haciendo las cosas en la plataforma. Estas herramientas evalúan las acciones mediante una serie de métricas, que, en términos más coloquiales, podemos decir que son como una especie de cuentas matemáticas. Son datos en bruto que las propias redes nos ofrecen, cómo, por ejemplo, los números de seguidores, menciones, etc. Una vez realizada esta ‘operación matemática’ los KPIs valoran la eficacia y productividad de las acciones llevadas a cabo en la plataforma. De esta manera podrás observar qué acciones han sido las más efectivas.

Fuente: Platzi. Ejemplos de KPI en las redes sociales

¿Cuál es la función de estos indicadores? ¿Qué ventajas ofrece?

Si eres principiante en el mundo del ecommerce, seguramente te formules estas dos preguntas. Los KPI tienen varias ventajas, son las siguientes:

  1. Ofrecen información útil sobre el funcionamiento de tu ecommerce.
  2. Gracias a las métricas, los KPI valoran la eficacia y productividad de las acciones.
  3. Analizan la información y determinan qué estrategias son las más efectivas.
  4. Ayudan a tomar decisiones.

Los KPI pueden ofrecerte todos estos beneficios y ayudarte a ‘sacar adelante’ tu negocio. Sin embargo, antes de pensar en las ventajas de estas herramientas primero debes tener claro qué es lo que quieres conseguir, cuál es tu objetivo, cuál es tu estrategia y hacia donde quieres ir. No puedes crear un negocio sin tener una idea de qué quieres hacer con él. Es como quien compra muchos ladrillos, se supone que es para construir una casa, ¿no? Sin embargo, pueden servir también para construir, por ejemplo, una barbacoa, o incluso, una casita para tu ‘amigo doméstico’. Lo mismo sucede con tu plataforma ecommerce, se supone que es para emprender y comenzar a vender a través del canal online, pero realmente ¿qué quieres vender? ¿A qué público quieres dirigirte?

Por lo tanto, una vez tengas claro cuál es tu estrategia, el siguiente paso será ponerse ‘manos a la obra’. Una vez comiences a orientar tu plataforma, los KPI funcionarán como un cuadro de manos de un coche. Te irá indicando de todo lo que va sucediendo, las velocidades, si estás realizando muchas acciones a la vez, como las luces rojas, si algo va mal.

Algunas estrategias de KPI:

Cómo se ha mencionado anteriormente, los KPIs dependen de la estrategia que utilices en tu ecommerce. Sin embargo, te dejamos algunos ejemplos a tener en cuenta:

  1. Inversión. Todo en esta vida lleva tiempo, y, además, supone dinero. Lo mismo ocurre a la hora de conseguir tráfico en la web. Las plataformas que más invierten tendrán más facilidades a la hora de tener más visitas. Por un lado, se encuentra el coste por lead y por otro, las acciones publicitarias. Los KPIs ayudan a gestionar tanto las visitas que has generado gracias a las redes sociales, como la rentabilidad obtenida por las acciones publicitarias.
  2. Comportamiento del usuario en la web. Introducir criterios de medición mediante KPIs en puntos clave del proceso de ventas puede ayudarte a saber qué partes de tu tienda de ecommerce están cumpliendo con los objetivos prefijados y dónde debes actuar.
  3. Ratio de conversiones, es decir, el porcentaje de visitas que se convierten en ventas. Sin embargo, para averiguar esto, es más sencillo desglosar el porcentaje de conversiones según la fuente de procedencia de las visitas.
  4. Ratio de recurrencia. Nos informa de los usuarios que son recurrentes, eliminando los nuevos usuarios. Con esto puedes observar el grado de fidelización que estás consiguiendo con tu ecommerce.
  5. Compras no realizadas. El porcentaje de carritos de la compra abandonados y ventas no completadas, es una acción a la que hay que prestar atención, ya que, algo no va bien tanto en el proceso de checkout como en los productos que más abandono provocan. Esto nos ayuda a saber cómo está la competencia en el mercado con respecto a esos productos, o si los gastos de envíos son excesivos.

Estos son algunos de los KPIs que pueden ayudarte a orientar tu ecommerce. Pero, ¡recuerda! No es necesario seguir a ‘raja tabla’ estos indicadores, ya que, dependen de tu propia estrategia de marketing. Si necesitas más información sobre ello, puedes visitar la página oficial de Microsoft, pinchando en este enlace. Esperamos que el post te haya servido de ayuda en tu camino para ser un gran emprendedor.


Suscribir


Noelia Ramírez Iglesias
Extremeña y periodista involucrada en el mundo del eCommerce. Me gusta leer y escribir, pero sobre todo, comer, y si es un buen embutido mucho mejor!!

    Atención al cliente: estrategias para 2022

    Previous article

    Así fue la Campaña de Navidad para los ecommerce españoles en 2021

    Next article

    You may also like


    Comentarios

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.