COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

Revolución en las formas de pago ¿Cuál es la mejor opción para tu tienda online?

0

Desde las primeras tarjetas a la popularización de las transacciones electrónicas y el uso del dinero electrónico, asistimos a una auténtica revolución en la formas de pago con el auge del e-commerce, en la década de los 90 y con eBay como gran plataforma de masas y Paypal a la cabeza. Este fenómeno ha impactado de lleno en nuestros hábitos de consumo y la elección del método de pago es determinante a la hora de configurar una plataforma de eCommerce.

En 1993, David Chaum, jefe del equipo de criptografía del CWI de Ámsterdam, desarrolla eCash, una solución informática que permite trabajar con dinero electrónico y que fue el germen de DigiCash. Un año más tarde se realiza la primera compra online en EEUU y ya en 1995 Mondex desarrolla el primer monedero electrónico.

Ese mismo año se funda eBay, primer site destinado a la subasta de productos a través de Internet. Su modelo de comercio electrónico se convierte de inmediato en un gran éxito empresarial y, en cierto modo, logra democratizar el comercio electrónico.

Tras la llegada de eBay, en 1999 Confinity se fusiona con la empresa de servicios bancarios x.com y lanza un servicio de transferencias electrónicas llamado PayPal. Su principal diferencia frente a otros métodos de pago es que no se centra en los comercios, sino que ofrece intercambios monetarios entre personas y permite que los datos bancarios o de tarjetas de crédito nunca se muestren al realizar una operación.

La gran aceptación de PayPal lo convierte en un aliado estratégico para la plataforma de subastas, eBay. Tanto fue así que en 2001 PayPal genera casi todo su negocio a través de eBay, y a la inversa. En 2002 eBay adquiere PayPal.

Con la “democratización del comercio electrónico” las posibilidades aumentan de manera exponencial y comienzan a proliferar medios de pago que tratan de seguir la estela de PayPal, como Moneybookers (ahora Skrill), Braintree (ahora parte de PayPal) o Stripe, entre otros, y el uso de los TPV virtuales de las diferentes entidades bancarias.

La evolución de los medios de pago encuentra otro gran hito con la llegada, en 2009, de Bitcoin y las denominadas criptodivisas. Estas nuevas monedas se diferencian de los anteriores métodos en que su uso es completamente confidencial y que, a diferencia del eCash/DigiCash no existe un sistema central que regule la moneda, sino que se trata de una gestión compartida por los usuarios de la moneda a través de una red P2P. El principal inconveniente de este tipo de pagos es que requiere ciertos conocimientos informáticos o utilizar un intermediario que gestione la divisa.

Por su parte, las grandes compañías online se dan cuenta de la importancia de gestionar los pagos online y comienzan a desarrollar sus propios sistemas. Google, desarrolla en 2011 Google Wallet (antes checkout) y Amazon su sistema Amazon Payments. De esta manera, gestionan directamente los pagos que se realizan en sus comercios electrónicos y, al mismo tiempo, se ofrecen como una alternativa a los métodos de pago existentes.

Buscando la comodidad y la confianza del usuario se incorporan nuevos avances. La última tendencia en sistemas de pago es ofrecer sistemas de TPV físico, similares a los que ofrecen las entidades bancarias, pero con la ventaja de que se pueden conectar a través de un móvil o tableta a internet. De este modo, se pueden gestionar los pagos de una tienda física y de una online con el mismo sistema de gestión.

Por su parte, las entidades bancarias evolucionan e incluyen en sus pasarelas virtuales la posibilidad de realizar pagos con iupay, un sistema que almacena los datos de nuestras tarjetas bancarias y permite el pago mediante validación de usuario y contraseña.

Ante la diversidad de sistemas de pago existentes, surge la pregunta ¿Qué opción elegir para tu tienda online?

Para optar por una u otra fórmula hay que tener en cuenta si para nosotros son más relevantes las condiciones que nos da el servicio para la venta en nuestra tienda física (TPV físico), si queremos más versatilidad para opciones online (TPV virtual) o si vamos a ofrecer servicios de pago recurrente.

En todos los casos será fundamental tener en cuenta las comisiones que las diferentes entidades van a acarrearnos sobre los pagos realizados a través de ellas. Pero posiblemente el punto más importante a la hora de seleccionar el método de pago es conocer si nuestro software de comercio electrónico será capaz de soportarlo.

Por Álvaro Rudíez,  jefe de prensa de Arsys


Suscribir


Pedro Pablo Merino
Periodista licenciado en Ciencias de la Información, Socio Director y Co-fundador de Ecommerce News, el mayor medio de comunicación de España y Latinoamérica especializado en información sobre comercio electrónico, marketing online y economía digital. Con más de 130.000 usuarios únicos mensuales, está dirigido a todos aquellos profesionales con intereses en el comercio electrónico, marketing online, mobile commerce…Los usuarios pueden encontrar en Ecommerce News un portal de noticias, diversas revistas digitales y en papel, canal de TV, eventos, aplicaciones, etc.

Personalizar su página de Facebook aporta un 82% más de ´likes` a las empresas

Previous article

“Los consumidores visitan en navidad las tienda físicas como fuente de inspiración aunque luego opten por comprar online”

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.