MARKETING & SOCIALSOCIAL MEDIA MARKETING

El impuesto revolucionario de Amazon para proteger a algunas marcas

0

Amazon comenzará a cobrar un canon de hasta 1.500$ a merchants que quieran vender determinadas marcas en su marketplace. De esta forma, el gigante de internet quiere controlar la venta de falsificaciones en su web de marcas muy populares (como puedan ser Nike o Lego) o de lujo. Igualmente, Amazon podrá exigir las facturas de compra originales a los merchants para evitar la reventa de productos fuera de temporada y que se pongan a la venta en Amazon como de temporada. Algo de lo que las marcas – especialmente las de moda – se han quejado siempre a la compañía de Jeff Bezos.

Esta medida implantada a finales de agosto pide tres facturas del fabricante además de una carta del mismo donde autorice a Amazon a vender sus productos. Esta tarifa se paga una sola vez es una suma no reembolsable que se aplica sólo a los nuevos vendedores de la plataforma o a vendedores veteranos pero que acaban de comenzar a vender estas marcas. La compañía estadounidense aún no ha hecho pública la lista de marcas que deben atender esta nueva normativa pero los vendedores han nombrado en el Foro de Amazon algunas marcas como Nike Inc., Lego, FUNKO, Hasbro, Hewlett Packard y Samsung.

Amazon impuesto copia

«Queremos que los clientes puedan comprar en Amazon con total confianza«, subrayaba un portavoz de Amazon. «Consideramos varios factores para determinar las calificaciones y criterios a la hora de poner ciertos productos en venta. Para determinados productos y categorías, Amazon requiere comprobaciones adicionales de rendimiento, otros requisitos de calificación y honorarios».

Amazon se niega a dar más detalles acerca de esta nueva normativa y de por qué ha llegado ahora, pero algunos expertos del mercado creen que puede ser una manera de contrarrestar a los vendedores que enumeran productos no autorizados o falsificados en su plataforma.  

«Amazon ha elegido estratégicamente estas marcas», dice James Thomson, socio de Buy Box Experts, una empresa de marketing que ayuda a las marcas y los fabricantes a vender en los marketplaces.«Estas son marcas que importan en sus respectivas categorías y que probablemente tienen un historial de quejas por la venta de productos falsificados en plataformas como Amazon”.

Esta medida demuestra una vez más la lucha de Amazon contra los productos falsificados o vendedores no autorizados desde el punto de vista de Thomson, quien fuera jefe de Amazon Service. El proceso de la compañía para identificar productos falsos es ‘post-venta’ y si las marcas observan que sus productos se están vendido sin autorización, deben enviar una queja a Amazon para después realizar un test de compra y demostrar que es falso. Este proceso puede durar semanas y más si el producto viene del extranjero. Por eso, con esta nueva medida Amazon pone la responsabilidad sobre los vendedores y son ellos los que tienen que demostrar que están autorizados para vender estos productos.

Pero hay quien cree que esta medida no va a ser suficiente. Adrien Nussenbaum, co-fundador de Mirakl, una empresa de tecnología que ayuda a los minoristas a crear sus propias plataformas de venta es partidario de esta idea: “Si eres un falsificador profesional que necesita un canal de venta fácil y rápido, ¿crees que el hecho de tener que pagar 1.500 dólares va hacer que dejes de vender productos con los que puedes ganar medio millón? Probablemente no”.

Los falsificadores no son los únicos que pueden ser afectados por la nueva política de Amazon. Esto afecta también a los retail arbitrage sellers -vendedores que compran productos en el almacén y los venden en línea para obtener un beneficio. «Este es un gran problema para ellos», dice Thomson. Esto se debe a que no tienen la documentación para demostrar que obtienen el producto del fabricante o del distribuidor, y cualquier tarifa que tengan que pagar a Amazon obstaculizan su capacidad para obtener un beneficio, explica. «El retail arbitrage es un modelo basado en los márgenes pequeños, por lo que si ahora tiene que pagar una tarifa para vender los productos, este margen desaparece«.

Actualmente, el porcentaje de productos que se venden en Amazon por parte de terceros  (marketplaces sellers) fue del 49% hasta el primer semestre de 2016. Según ChannelAdvisor durante 2015 el volumen de ventas de los marketplace sellers en Amazon ascendió a 112.800 millones de dólares.


Suscribir

Laura Quelle
Vivo en un constante brainstorming y me apasiona la comunicación en todas su formas. Con 3 años descubrí el café y fue uno de mis mejores descubrimientos tempranos. Puede que sea el culpable de que mi mente vaya a 1,000kh/h.

Lola Market cierra una ronda de financiación de 3 MM€ para su expansión en España

Previous article

Ursulitas crea un nuevo showroom en Barcelona

Next article

You may also like

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.