COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

Estrategias para llevar el blog de una tienda online a la conversión: Parte III

0

Ya tenemos un blog con unos contenidos sólidos y bien definidos y una audiencia que está llegando a ellos a través de distintos canales. Incluso tenemos un buen clúster de usuarios que repiten y nos leen cada semana. Es el momento de convertir a esos usuarios en clientes. ¿Cómo podemos derivarles a nuestra tienda online y convertirles en clientes? La respuesta es: con cariño.

Lo que no podemos hacer es forzarles a que se hagan clientes, es decir, colarles productos o links a nuestra tienda cada 2×3 en nuestras publicaciones. No han venido al blog para eso. Y si vinieron por eso, ya sabrán ir a nuestra tienda online ellos solitos. 

Enlace directo, pero que no moleste 

La manera más fácil de (intentar) convertirles en clientes es poniendo una referencia a nuestra tienda online (un link) en el menú principal o en uno de los sidebars del blog. En resumen, en un sitio que no moleste pero que tenga visibilidad.

Reviews de producto

También podemos crear contenidos específicos como reviews de productos de nuestra tienda, pero que estén en una categoría específica (no colarlos con calzador en los otros contenidos) y que sean fácilmente identificables. Esos contenidos no deberían representar más de un 20% de los contenidos totales del blog para que el usuario no tenga una idea de que el blog es un publirreportaje sobre la marca. El blog debe serle útil al usuario, no debe ser un anuncio de la tienda online puesto como peaje para leer los contenidos.

Tutoriales donde el producto está al servicio del contenido

Una forma de presentar los productos de la tienda a través de posts que funciona muy bien son los tutoriales. Un blog que hace muy bien este tipo de posts es el de La Tienda De Zinnia (perfumería online), por ejemplo con la temática “Trucos de maquillaje para viajar ligera de equipaje”. Si visitáis el enlace veréis que, durante todo el post, se nos indica de qué producto se habla, pero no tenemos la sensación de ese producto sea algo intrusivo que nos está ofreciendo la tienda para colarnos un post. El producto está al servicio del contenido, no el contenido al servicio del producto. Es decir, lo que importa en el post en cuestión es el truco de maquillaje, no el producto en sí. El producto está ahí, pero no es la excusa del post. 

Este post es útil para el target y, además, le deriva a la tienda online por si el lector quiere hacerse con el producto. Para que os hagáis una idea del potencial que puede llegar a tener un blog así, en este caso las visitas que llegan desde el blog representan un 40% del tráfico total de la tienda online por lo que ya podéis imaginar que tiene un peso importantísimo en el número total de conversiones.

Por Jordi Ordóñez, consultor eCommerce (@jordiobdotcom)

 


Suscribir


Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

Entra en vigor la nueva Ley de consumidores que afecta al comercio electrónico

Previous article

Ocho diagnósticos que debemos hacer a nuestra tienda online

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.