COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

¿Cómo han cambiado los hábitos de consumo durante la crisis del coronavirus?

0

David Gutiérrez

En los últimos años, he visto como la tecnología ha ido modificando las preferencias de los usuarios en varios aspectos: accedemos al banco desde casa, pedimos a domicilio comida o medicamentos, cogemos cita en el médico a través de internet, realizamos compras online y hasta recibimos educación virtual. En mi opinión, estas tendencias vienen consolidándose desde tiempo atrás, pero han cobrado más vigencia ahora, cuando nos hemos tenido que resguardar en nuestros hogares para frenar los contagios por coronavirus.

La mayoría de estas nuevas formas de consumir están relacionadas con la transformación digital que vive nuestra sociedad. Lo primero de todo es comprender que las compras online dominan cada vez más el mercado, y que en este 2021 esa tendencia va a seguir consolidándose. Llevamos años viendo una clara evolución en la cual las compras por Internet ganan gradualmente terreno sobre las compras en establecimientos físicos, y este fenómeno se ha acelerado aún mucho más rápido de lo esperado durante el último año, como consecuencia de la pandemia. Si hace unos meses nos hubieran dicho que íbamos a poder comprar el pan por Internet, no nos lo hubiéramos creído, pero durante el confinamiento estricto muchos usuarios lo han hecho: según la consultora Nielsen, las compras online en este periodo han llegado a un millón de hogares, con un crecimiento del 86%.


El regreso al hogar, bautizado con la palabra inglesa ‘coccooning’ (‘coccoon’, que en inglés hace referencia a sentirse a resguardo), ha pasado de ser una imposición social a una opción que muchos usuarios están descubriendo: como resultado de que muchas personas que tenían la costumbre de comprar en persona ahora se hayan acostumbrado a hacerlo a través de Internet. De hecho, el confinamiento y la pandemia han provocado la entrada de un nuevo sector de población en este ámbito, el de las personas mayores: el porcentaje de usuarios mayores de 60 años que han comenzado a comprar por Internet creció un 70%, derribando un muro importante para el crecimiento del canal digital: el desconocimiento y la falta de confianza en su funcionamiento. El hecho de que muchos compradores hayan superado la barrera de la primera compra, y de que durante estos días las compras online sean habituales por necesidad, creará un hábito y una destreza en los compradores que hará que en el futuro recurran mucho más a comprar online de lo que anteriormente lo hacían.

Otra de las tendencias que he observado es que los consumidores cada vez se esfuerzan más en encontrar las mejores ofertas, aunque para ello tengan que alternar constantemente entre unos vendedores y otros. Ahora resulta muy sencillo buscar los precios más bajos para cada producto a través de Internet gracias a comunidades como Chollometro. La pandemia, y la incertidumbre económica que ha provocado esta en muchas familias, ha hecho que los consumidores traten de ser más ahorradores, acelerando una tendencia que era inevitable, pues los consumidores tienden a realizar sus compras de una forma cada vez más inteligente.

Además, la digitalización evita desplazamientos con el consiguiente ahorro en transporte y, a la hora de consumir o contratar servicios, permite aprovechar los numerosos descuentos que ofrecen las tiendas online. Asimismo, las opciones de ocio virtual, como las plataformas de streaming, facilitan el acceso a un amplio catálogo de contenidos por un precio asequible, lo que repercute positivamente en las finanzas.

El creciente enfoque en el entorno online, y la relación cada vez más personalizada entre vendedores y clientes, también propiciará un mejor aprovechamiento de las herramientas que brinda el ecosistema digital: anuncios y contenidos interactivos, valoraciones online, sugerencias automáticas, informaciones en tiempo real, búsquedas por voz, etc. Todo ello seguirá avanzando con paso firme durante este año para construir un perfil de consumidor más individualizado y a medida.

Otras de las tendencias que han surgido a raíz de la pandemia ha sido la venta online de productos electrónicos, que se incrementó en un 55%: el teletrabajo y la educación a distancia disparó las ventas de ordenadores, mientras que la proliferación del entretenimiento en el hogar propició un aumento más que significativo en la demanda de productos como videojuegos, teléfonos móviles, tablets, etc. Las nuevas consolas PlayStation 5 y Xbox Series X/S superaron todas las expectativas en su demanda, y se agotaron muy rápidamente en todas las tiendas.

En conclusión, podemos afirmar que la irrupción de las nuevas tecnologías ha modificado el comportamiento y la forma de consumir de las personas, un fenómeno que se ha terminado de consolidar el pasado 2020.


Suscribir



Más de un 60% de las empresas afirman que su Tasa de Apertura en Email Marketing ha aumentado

Previous article

Dia añade Bizum como medio de pago en compras online

Next article

You may also like


Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.