COMERCIO ELECTRÓNICOECOMMERCE

El ecommerce de alimentación supone el 0,6% de las ventas del mercado de gran consumo

0

El ecommerce con base alimentaria en España supone el 0,6% del total de ventas del mercado de gran consumo. Durante el mes de octubre, la distribución online del sector facturó 24 millones de euros, según los últimos datos facilitados por la consultora Nielsen.

A pesar de que las cifras de España distan mucho de las existentes en Reino Unido o Francia, en torno al 5%, el potencial de crecimiento de nuestro país en comercio electrónico alimentario es enorme, toda vez que registra la mayor penetración de smartphones en Europa, con el 54%. Los españoles son grandes early adopters, a los que les gusta la tecnología e incorporar novedades a sus vidas. De hecho, han adoptado el hábito de comprar a través del smartphone o tablet, aunque es en ocio donde más compran, como reservas de hotel o billetes de avión.

Según el director de Servicios Analíticos de Nielsen Iberia, Francisco Bernabé, “los consumidores españoles están listos para el cambio. Lo único que falta es que la distribución apueste fuerte por el ecommerce en su estrategia, como ya ha hecho el sector textil”.

El potencial del ecommerce es enorme toda vez que el consumidor es omnicanal: compra offline y online. Su relevancia es cada vez mayor dado que está previsto que a corto o medio plazo armonice su cuota de mercado con respecto a otros mercados más aventajados. De momento, los españoles utilizan la red principalmente para informarse. El 52% busca online antes de comprar y un porcentaje similar sigue las recomendaciones de otros usuarios previamente a una adquisición.

Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, “iniciativas como la puesta en marcha de consignas automáticas para la recogida de compras online en estaciones de metro, que pronto veremos en Madrid, facilitarán la vida a los compradores y, si se consolidan, animará a las empresas del sector a apostar por la venta en Internet”.

El 50% del gasto de la cesta son en productos frescos

Muestra de por qué el ecommerce de alimentación aún representa una parte muy poco significativa de la tarta del gran consumo es la baja apuesta de las grandes cadenas por este canal, especialmente en lo que se refiere a la barrera logística de tratar los productos frescos. Sumar estos productos al catálogo de una tienda online, supone un gasto importante desde el punto de vista logístico (para conservar la cadena de frío de los alimentos). 

Según un estudio que data del pasado mes de octubre de Nielsen – realizado a partir de las respuestas de 87.000 consumidores que utilizan internet en 54 mercados de todo el mundo -, los alimentos frescos son una parte muy destacada de la cesta de la compra, por lo que la evolución de sus precios resulta clave para analizar su demanda y consumo. Más de la mitad de los participantes en el estudio (52%) reconocen que los precios afectan a sus compras, sobre todo en algunas categorías de productos como la carne y aves. Y más allá de los precios, hay grandes variaciones en el porcentaje que suponen los productos frescos en el total del consumo del hogar en alimentos y comestibles según la región mundial: en Asia Pacífico llega al 60%, en Europa suponen un 53%; en Estados Unidos desciende al 30%, y en Latinoamérica, el 25%.


Suscribir

Samuel Rodríguez
Periodista a cargo de Ecommerce News desde 2012. Inquieto. En el camino, creé otros medios, como @BigDataMagazine y @CybersecurityNews. Organizador de cientos de eventos profesionales. Ahora con un pie en Portugal y otro en México... Muy del @GetafeCF

GLS expande su servicio internacional para los destinatarios

Previous article

Google lanza la nueva versión de su App Google Translate

Next article

You may also like

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.