LOGISTICAULTIMA MILLA

Las devoluciones de los regalos de Reyes, un reto para la logística inversa

0

La última y primera parte del año concentran gran parte de las ventas de las empresas y marcas, desde Black Friday a Navidad, pasando por los Reyes Magos y posteriormente las rebajas de enero. Es un periodo de máximo consumo, que en parte se canaliza a través de ventas online que requieren su respectiva logística para entregar los paquetes a sus propietarios.

Un reto para el sector logístico, que, como destacan desde InPost, la empresa de logística especializada en envíos a NO domicilio, debe “responder a un camino de dos direcciones: desde el eCommerce hacia el usuario y desde el usuario hacia el eCommerce en caso de cambios y devoluciones”, destaca Nicola D’Elia, CEO en España, Portugal e Italia del Grupo InPost

De hecho, el 40 % de los usuarios de compras online hicieron alguna devolución en 2022. Esto demuestra la importancia de este proceso tanto para los proveedores logísticos como para los comercios.

Qué es la logística inversa

El modelo logístico más conocido es el primero, que se basa en que el cliente reciba sus pedido,  ya sea en su domicilio o a NO domicilio, a través de los puntos de recogida a los que acude el usuario para retirar su paquete. “Los Puntos de recogida también sirven para entregar productos que queremos cambiar o devolver”, puntualiza D’Elia, quien pone como ejemplo los que gestiona InPost.

La compañía de origen polaco cuenta con más de 60.000 Punto Pack y Lockers en Europa, 6.000 de ellos en España. Se trata, respectivamente, de negocios locales que, como complemento a sus actividades habituales, se encargan de recoger y entregar posteriormente a cada usuario las compras que realizan online. Un Punto Pack es un negocio de barrio cuyos dependientes o propietarios recogen las compras online del usuario, para que no tenga que estar pendiente de esperar al mensajero en casa, lo que ofrece un mayor grado de libertad, ya que, además, es cada cliente el que elige dónde y cuándo quiere recibir esas compras. 

Por su parte, los Lockers son taquillas inteligentes que se ubican en lugares de acceso público, como supermercados, gasolineras o parkings, para que cada usuario pueda pasar a recoger sus compras sin restricciones horarias. 

Estos dos sistemas también participan de la logística inversa, ya que del mismo modo que podemos recoger un paquete en ellos, también podemos devolverlo. Y es ahí donde se genera el gran reto para el sector logístico, ya que hay momentos temporales en los que el flujo de paquetes en ambas direcciones se solapa. 

D’Elia habla del periodo comprendido entre después de Navidad y Reyes, cuando muchos usuarios están realizando cambios y devoluciones de los regalos de Navidad y otros muchos ya están comprando regalos de Reyes. “Será vital una gestión eficiente de los operadores logísticos para una experiencia de cliente en ambos procesos: tanto en las entregas del paquete, así como en las devoluciones. Se precisa, por tanto, que cada persona reciba sus compras de Reyes a tiempo, pero también que los comercios y usuarios puedan procesar correctamente las devoluciones. En nuestro caso, planificamos que tanto Lockers como Punto Pack mantengan su capacidad de recogida sin perjudicar la logística inversa”, explica.

Digitalización y sostenibilidad, claves para el éxito

El Observatorio de eCommerce 2022 de Cetelem revela que el 40% de los compradores online realizó alguna devolución ese año. Son cuatro puntos más que en 2021, lo que evidencia la necesidad de responder a un reto que implica generar casi la mitad del tráfico en dirección inversa a la tradicional.

Por categorías de productos, moda y complementos son los que mayoritariamente se cambian o devuelven, casi siempre por problemas con las tallas. 

En este sentido, la posibilidad de gestionar las devoluciones a través de los Punto Pack y Lockers no sólo mejora la capacidad del cliente para comprar con mayor libertad y tranquilidad, sabiendo que podrá cambiar sus productos de forma rápida, fácil y sin costes adicionales, sino que contribuye a un modelo más sostenible.  Recientemente, un estudio llevado a cabo por South Pole, empresa de consultoría y desarrollo de proyectos climáticos, calcula que los consumidores españoles podrán ahorrar hasta 63 g CO2e* si optan por el servicio de entrega a NO domicilio de InPost, lo que supone hasta un 86% de reducción potencial de emisiones contaminantes por cada paquete entregado bajo este modelo, en comparación con las entregas de puerta a puerta tradicionales. Además, cada entrega en casa tiene un coste ambiental derivado de múltiples trayectos en vehículo a motor, mayor si esto supone una recogida fallida

 ”Cada entrega fallida o devolución bajo un modelo de puerta a puerta no hace sino incrementar estos trayectos, con su consiguiente huella ambiental”, subraya Nicola D’Elia. “Por eso, si al menos las devoluciones las hiciéramos siempre a través de un Punto Pack o Locker, no sólo descubrirán muchos usuarios la comodidad del modelo de envíos a NO domicilio, sino que además se estará sentando las bases para mejorar la eficiencia del sector logístico y garantizar que su capacidad, que es elástica, es capaz de adaptarse a las circunstancias. Se mantiene preparada para los retos de un futuro en el que el comercio online gana cada vez más peso y donde los usuarios queremos garantías de que podremos cambiar o devolver los productos como hemos hecho siempre en el comercio físico: al instante, sin preguntas y sin coste adicional”, explica.


Suscribir

La nueva obligación fiscal de informar de las ventas de segunda mano afectaría a uno de cada cuatro españoles

Previous article

Worldline lanza una solución para mejorar la experiencia de pago en restaurantes

Next article

You may also like

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in LOGISTICA