Ya lo adelantó el propio Mark Zuckerberg a finales del año pasado: "2020 será un año infernal". Nos encontramos ante el segundo proyecto de Facebook que cae este año, después de la criptomoneda Libra.